Ventajas de cada cargador

Fular elastico

Está hecho de algodón y licra, es una tela muy suave y resulta la mejor opción para bebés desde recien nacido hasta unos 12Kg de peso.

Ventajas:
Para bebés pequeños (incluso prematuros) es la mejor opción ya que la tela se adapta comodamente a la forma del bebé.

El peso del bebé queda muy bien repartido en los hombros y espalda de la mamá.

Muy versátiles ya que se pueden hacer diferentes tipos de amarre.

 

Limitantes:

Debido a su elasticidad, con la mayoría de los amarres el fular elástico es apto para bebés hasta 12Kg.
No se deben hacer amarres llevando al bebé en la espalda.

Fular rigido

Son 100% de algodón. Tejidos en telar es un producto artesanal. Se pueden utilizar para bebés desde recién nacido en adelante.


Ventajas:
Sin límite de peso, puedes cargar hasta donde aguantes.
El peso del bebé queda muy bien repartido en los hombros y espalda de la mamá.
Muy versátiles ya que se pueden hacer diferentes tipos de amarre.


Limitantes:
El costo es mayor que el de los fulares elásticos

Bandolera

Fabricados en lino o algodón (dependiendo del modelo). Recomendable hasta 18Kg. 

 

Ventajas

Es muy rápido de colocar ya que no haces nudos ni requiere  que aprendas amarres. También es rápido colocar al bebé, o sacarlo si se quiere bajar.


Limitantes:
El reparto del peso es asimétrico en la mamá. El hombro sobre el que colocamos la tela tiene menos movilidad y todo el tiempo está soportando el peso del bebé.

MEi tai

Son 100% de algodón. Recomendable para bebés hasta unos 18Kg.

 

Ventajas   

Es un portabebés muy intuitivo y fácil de poner.
El peso del bebé queda muy bien repartido en los hombros y espalda de la mamá.
Permite porteo delantero, trasero y a la cadera

 

Limitantes
Utilizarse hasta que veamos que el bebé empieza a sentarse sólo. Recomendable para bebés desde 5Kg hasta unos 18Kg